miércoles, 17 de octubre de 2007

Reflexiones de paz... y de conflictos

Una verdadera lástima que no se pueda encontrar información geográfica detallada de nuestra provincia de Lucanas; pareciera ser, que seguimos en el siglo XIX; en el Google Earth no encuentras detalles de la comunidades Rukanas, menos aún, fotografías. A los ojos del mundo, nosotros somos Rukanas y no, los diversos nombres que nos hemos autoimpuesto.
Estoy seguro que la mayoría de los hijos de nuestra provincia, entran al internet a jugar o ver tonterías; no saben la oportunidad que están perdiendo al no promocionar en forma adecuada nuestros recursos, ya sea en forma de turismo vivencial, histórico o de aventura. Afuera (hablo del internet), no somos ishuanos, aucarinos, sondondinos, cabaninos, etc., somos sencillamente sudamericanos y, en el Asia, piensan que somos un estado de EEUU. Así que, señores, o nos ponemos las pilas, o se nos va el tren de la historia. Después no nos estemos quejando por no recibir ayuda alguna. Una forma de comenzar sería que cada comunidad ponga su blog en la web, que actualizen cada 5 ó 7 días, pongan fotos familiares, panorámicas, de festividades, qué se yo, algo que describa nuestro modo de vida y los valores que guardamos de nuestros ancestros.
Este portalcito lo impulsan dos personas, a pesar de la carencia de recursos, ahí seguimos en la lucha; alguien de fuera nos verá en alguna oportunidad y, quizás muestre algún interés en darse una vueltecita por estos lugares y, si no lo hace, al menos comentará entre sus amistades sobre el particular. Bueno, dejemos el hígado en paz y sigamos con lo nuestro....

Vista del pueblo, teniendo como fondo, la bifurcación que enlaza al río Sondondo con el que viene desde Mayo Luren, dando lugar al rio Pampamarca (¿o sigue siendo Sondondo?) ...

Sentarse en la templada tardecita y preguntarse a si mismo, delante de la casa del taita Dios, ¿porqué somos como somos?; porque, valgan verdades, con semejante marco de reflexión, habría que ser de otro planeta para no estar sensibilizado por este ambiente.

Ahora, ¿te imaginas al pie del Apu Jarhuarazo y solito en medio de la puna?