domingo, 27 de abril de 2008

Penurias de indios Lucanas y otros, siglo XVI


La época en que le tocó vivir al cronista Guamán Poma, durante su juventud, fue especialmente dura para los habitantes del Perú, sobre todo para los de la región andina en que residía. Fueron años de grandes calamidades y epidemias generales que causaron enorme estrago entre los indios. Las minas de Huancavelica atraían a todos los aventureros y cuando se descubrió la riqueza de Castrovirreyna, hacia 1591, Huamanga estuvo a punto de despoblarse. Los indios de Lucanas y Parinacochas enviaban fuertes contingentes humanos para el trabajo de las minas de Huancavelica y Castrovirreyna.

** Tomado de un blog dedicado a la historia peruana (Ver link)

Guaman Poma que estuvo dando vueltas por toda la zona de las provincias de Lucanas Soras y Parinacochas, narra también acerca los corregidores; dice, que se parecen a las sierpes porque aprietan a los indios con sus trabajos, los encomenderos que por su arrogancia semejan leones, los curas doctrineros son como zorras mañosas, el escribano es el gato cazador y los caciques indios, dice, son ratones peores que todos estos animales porque no cesan de roer a los indios ni de día ni de noche. Parece ser, pues, que corregidores, encomenderos, padres doctrinantes, caciques principales, mandones y mandoncillos indios, jefes decimales de grupos a la manera incaica y hasta los mestizos, negros y mulatos explotan, vejan y maltratan al indio. Debido a ello, los indios huyen a las punas y las soledades agrestes para librarse de las extorsiones y abusos de los funcionarios de la ciudad. Es el lamento más constante: "se acaban los indios, se despueblan las villas, todos paren ya mestizos y cholos".

** Familia de mestizos (época colonial)

Es también la opinión de los virreyes contemporáneos don García Hurtado de Mendoza y don Luis de Velasco que coinciden casi literalmente en sus expresiones con Huamán Poma. "Los indios –dice el Virrey Mendoza– están pobres y oprimidos a causa de los servicios personales y mucho tributo que pagan". Y agrega, con una expresión que deja pálidas las protestas de Huamán Poma, "son la gente mas miserable encogida y oprimida que debe de haber en el mundo". Y el Virrey Velasco, defendiendo la conservacion de los indios "de quien todo pende" expresa que "por evadirse los indios de este Reyno de los trabajos y vejaciones que padecen en sus pueblos, se esconden y ocultan en chacras, montes y quebradas... y se vuelven a sus idolatrias y viven como salvajes".

La vida provincial descrita por Huamán Poma es de escarnio permanente para el indio. Este debe pagar el tributo al corregidor o al encomendero, labrar los campos, servir de carguero en los trajines comerciales, trabajar en las misas y ciudades, tejer en los obrajes y sufrir todos los caprichos y abusos de los encomenderos y corregidores, todo ello investigado y narrado según el notable historiador Raúl Porras Barrenechea.

** Foto de Martín Chambi, recomendamos esta lectura: (ver link)

Asimismo, sobre el cronista indio se puede leer esta interesante semblanza: La gran calidad de su trazo, lo ha hecho conocido en todo el mundo. Desde el punto de vista antropológico, su libro es de gran utilidad para conocer usos y costumbres de la sociedad andina de su época. Guamán Poma es indio, pero tiene el ideal evangelizador que trajeron los españoles. Pero su libro no es solamente un repertorio de usos y costumbres incaicas, es sobre todo, una denuncia de los males que sufre el Perú a partir de la conquista. Con voz enérgica, Guamán Poma denuncia a los encomenderos, sacerdotes y corregidores que acompañados de escribanos y curacas, maltratan a los indios. Muestra cómo esos abusos y maltratos llevan al empobrecimiento y a la ruina al Perú. Pone en primer plano la pérdida de tierras cultivables y la creciente despoblación, lo que redunda en el deterioro de la economía. Dice al rey en un instante: "sin los indios Vuestra Majestad no vale gran cosa, porque se acuerde que Castilla es Castilla por los indios".

** La conquista de México Guadalupe.Luxdomini

Los reclamos de Guamán Poma concluyen en una serie de propuestas para mejorar el buen gobierno en las tierras del Perú. Además de reforma, corrección o supresión de mitas, encomiendas, reducciones, obrajes y labores de minas, propone la separación de los pueblos español e indio, cada uno administrado o gobernado por gente de su nación. De esta manera los antiguos curacas recuperarían su preeminencia, las encomiendas serían adjudicadas a indios principales, en el campo vivirían los indios y en las ciudades los españoles, mestizos, negros y mulatos. Según su parecer el mestizaje contribuye al decaimiento de la agricultura.


Tomando literalmente a Francisco Izquierdo podemos leer: Guamán Poma de Ayala intenta demostrar que el indio es capaz de muchas cosas, como la de preservar la fe cristiana y de gobernar. El impedimento crucial para esto, se ve, en las figuras del corregidor y el cura.

Ambos están relacionados por su apego, dócil o violenta, a las mujeres indias. El autor cataloga al corregidor como un aprovechado, que gasta mucho dinero pues no le cuesta trabajo, ni sudor, que sí son de los indios. El corregidor abusa del trabajo de familias enteras; Guamán Poma encuentra esto aborrecible por su ya mencionado apego a las personas trabajadoras. No está de acuerdo con aquella noción de cambio rápido o ascenso social en una vida, siendo a expensas del trabajo de otra persona. "De los funcionarios reales, el Corregidor fue el clásico verdugo de los indios y el que superó a los encomenderos por sus iniquidades y abusos, puestos en práctica desde que fueron creados los Corregimientos".


Guamán Poma acusa al cura de someter sexualmente a las mujeres a su servicio, de pegarles a palos, del abuso indebido de su investidura. Sin duda este personaje influye en demasía en su esquema de separación física de razas. "Los padres de las doctrinas tienen indias para el servicio de la cocina de sus casas o fuera de ellas, con las que conviven como si fueran casados; y tienen también otras por mancebas y en todas ellas tienen hasta veinte hijos…"

"Quizás en América encontremos un nombre que ponga claridad al de la oscura madre que nos trajo al mundo." - Pizarro (Germán Arciniegas, historiador - Este pueblo de América, 1945)

Blogalaxia:, , , , Technorati:, , , , agregaX:, , , ,

No hay comentarios: