miércoles, 2 de enero de 2008

Iglesia de Ishua

Vista frontal del interior de la iglesia antes de su demolición

Se efectuaron los trabajos de desmontaje entre 1987 y 1988 por el peligro de venirse abajo en cualquier momento, sus paredes estaban rajadas, ladeadas hacia un lado y la estructura en sí estaba en muy mal estado. Se debe tomar conciencia del pasado a fin de redoblar esfuerzos para conseguir recursos que permitan mostrarla nuevamente con su belleza de antaño.


Se agradece a don Mauro Castro por las fotografías suministradas, debido a esta persona es que podemos apreciar detalles que de otro modo se hubiesen perdido irremediablemente. Al igual que este caballero, suponemos, habrán personas que tengan almacenadas en algún viejo baúl de recuerdos, fotografías que se pueden mostrar vía este blog y, no hablamos sólo de Ishua, nos referimos a toda la provincia en general. No se deben perder los valores y costumbres de la tierra de los indios rukanas.


Fantástica toma fotográfica de una festividad patronal, realizado allá por los años 40 en la ciudad de Lima. Noten lo organizado y concurrido que era este tipo de certámenes. Al violín se encuentra el señor Huamaní y a los lados, pues en verdad, habría que preguntar a los mayores, porque casi con seguridad podemos afirmar que todos deben estar bailando y gozando la fiesta de la Virgen en la compañía de San Pedro y su cofradía de ángeles. Esta foto hace tiempo ya, cumplió sus bodas de oro.
En estos años, casi no existía descendiente alguno de ishuanos en Lima, pero ya se estaba gestando la gran migración del campo a la ciudad; es sabido que a inicios del siglo XX era común que los hacendados tomaran para sí amplias extensiones de agro; de una manera u otra fueron despojando a las comunidades de sus tierras y empujando a los indios a vivir en zonas altas y pobres; gran parte debido a la primera guerra mundial que dejó sin recursos a Europa y por consiguiente las materias primas se orientaron a la exportación. En cambio, muchos otros opinan que la migración era debido a la falta de tierras de cultivo, la sequía que asolaba toda la sierra, la atroz pobreza imperante en las comunidades, etc.; sea para bien o para mal, todos estamos juntos de vuelta y solo nos queda jalar el coche en una sola dirección: el desarrollo comercial y agroindustrial.

Perublogs Tags: