miércoles, 14 de mayo de 2008

Vistas de Ishua (II Parte)

Algunos amigos, principalmente de fuera del país, nos han escrito pidiendo mostrar diversas facetas del pueblo; tal parece que con la finalidad de visitar el valle del Sondondo y, si así fuese el caso, estamos mostrando realmente cómo es el pueblo, no deseamos mostrar imágenes tipo el Callejón de Huaylas (que es muy pero muy bonito) porque no se ajustan a la realidad.


El valle del Sondondo en general, por donde discurre el río del mismo nombre (que conforme va avanzando hacia el Atlántico cambia de nombre a Pampamarca, Huacaña, Cangallo, etc.), se caracteriza por presentar arquitecturas, paisajes y vivencias realmente rurales, quizás algunas veces modificado ligeramente para comodidad de los visitantes, pero en líneas generales, se vive como antaño, guardando celosamente sus costumbres o tradiciones.


Toda la zona esta cubierta de árboles frutales diversos; duraznos en Sondondo y Mayo Luren, naranjas en Chuschama, y el resto de la zona rodeada de molles, tunas, eucaliptos, hermosos trigales y maizales que se mecen al viento como nísperos y manzanos que perfuman el ambiente.




Los mejores meses para disfrute de la vista y el paladar son los de invierno: Enero, Febrero y Marzo, durante los cuales, los tiernos choclos se muestran, hay buena pesca y casi todas las frutas eclosionan a la vez, otorgando al ambiente un perfume aromado de frutas y vegetales; al margen de esto, el cielo se abre y deja caer muchas veces, una incesante lluvia que limpia cualquier atisbo de polvareda.




Ishua, por su peculiar ubicación, que se encuentra protegida contra el frío viento que baja desde el nevado Ccarhuarazo, puede jactarse un clima mas bien templado, bastante calor durante el día y un frío que no"pica" durante las noches.




Callecitas que se muestran tal como estaban hace 50 años, casitas que no varían su diseño y alguna que otra modificación realizada en términos de salud.


Calle principal del pueblo, donde por las tardes los visitantes pueden buscar pancitos denominados "chaplas", recién sacados del horno y a base de puro trigo, acompañando el consabido lonche con su tajada de queso hecho con la leche recién ordeñada por la mañana.. en fin, muchas cosas que escapan a esta descripción.


** Fotos: David Huamaní Urbano (1997)

Blogalaxia:, , , Technorati:, , , agregaX:, , ,