sábado, 22 de diciembre de 2007

Ayudar es bueno...

.. para aceitar los músculos del alma corroídos por intereses banales.
(Yo)

Alistando maletas y presentes desde el cuartel general de la solidaridad (los departamentos de hoy en día parecen cuartitos de juguetes, son más pequeños...).

El ómnibus azul durante la trepada hacia nuestro destino (trepada es la palabra correcta), tosió, escupió y roncó recordando sus años mozos pero fue imposible, aquí se plantó con la lengua fuera.

Pero la vida te da alternativas: rumbo al cielo a bordo de dos pequeñas combis; aquí solo llegan estas camionetas rurales y motocicletas con corazones generosos.

Papa Noel llegó trayendo regalos para los niños que se portaron bien e hicieron sus tareas durante el año, parece decir el viejito bonachón ...

Conforme iban pasando los pequeños que estaban en el listado, salían con sus regalitos, humildes y sencillos pero regalos al fin.

Para aquellos que no estaban inscritos también hubo presentes mucho más humildes, pero que alimentaban la creencia de que Santa Claus aún se puede dar un tiempo para venir desde países lejanos a visitarlos.

El pequeño comedor comunal de Huaycán, literalmente se desbordó ante tantas personas ansiosas por recibir cualquier regalito para sus pequeñitos, sino fijémonos en la polvareda que se levanta debido a los ánimos de la gente...

Blogalaxia Tags: