viernes, 9 de noviembre de 2007

Danzantes de tijeras....

Los danzantes de tijeras se vienen con todo!

Abran paso que aquí llegan los mejores...

Se acercan las fiestas patronales de San Isidro Labrador organizado por la tribu Payet (es un decir nomás, por favor) y también la fiesta en honor al Patrón del pueblo: San Diego, este último organizado por la cofradía del club La Campiña. Según la información del que disponemos, en la primera habrán dos grupos de danzantes completos, mayordomos, cargontes y toda la parafernalia que acompaña a eventos similares. Parece que los vecinos de Independencia - Payet se han organizado convenientemente y salen con la pierna en alto dispuestos a romper los cánones establecidos por fiestas anteriores. Esta semana agarro mi mochila y viajo al Perú aunque sea agarrado a las llantas del avión.

Calentando motores rumbo a la competencia...

Por lo pronto ya me veo saltando como este danzante de tijeras, el cual muy circunspecto y bastante concentrado en su arte deleita a los concurrentes con sus acrobacias, pasos y la gran coordinación de las tijeras de acero para con el arpa y violín. Quien haya gozado de estas fiestas sabrá de qué carajo estamos comentando. Y para aquellos que aún no han tenido oportunidad de apreciar este tipo de arte popular, se extiende la cordial invitación para asistir a la casa de los cargontes en la anticipa, donde serán muy bien atendidos de acuerdo a lo que manda la tradición. No faltará el traguito respectivo (denominado calientito) para el frío, ni su sopita de mote para tener energías y acompañar con bríos el día siguiente rumbo a la plaza donde medirán fuerzas los grupos antagonistas.

Hoy bailo y zapateo aunque mañana me lleven al hospital...

Ya lo saben amigos, el domingo 18 de Noviembre todos a Payet para bailar por las calles al compás de las arpas, violines y danzantes y dejar las penas, amarguras y depresiones en el baúl de la cotidianeidad que ahora es época de fiesta y a los santitos se les puede subir la presión si es que no van realmente a divertirse en su nombre.
¡Y eso que falta la contraparte de La Campiña! - A esos cholos nadie les puede decir que tal o cual fiesta es la mejor porque inmediatamente sacan a relucir una mejor respuesta. Que Dios nos coja confesaos...