lunes, 4 de febrero de 2008

Aquellas fiestecitas... I

Remebranzas de antaño en relación a las fiestas de la Virgen realizadas en Lima. Por estos días la comunidad hermana de Cabana Sur también presentó sus negritos y esta es una manera de evocar gratos recuerdos...

Las fiestas típicamente empiezan de la siguiente manera: los primeros pasos son tímidos , como midiendo al rival para ver cual será la estrategia a utilizar; aquí cobra suma importancia aquella frase de "gastar pólvora en gallinazo", en el momento menos pensado el rival te da un aletazo que te saca de carrera y toma la iniciativa

Los cargontes y familiares que los acompañan, hurran por el negrito danzante de sus colores, es lo que se llama en el mundo futbolístico: el jugador#12, animan y empujan al bailarín para que dé lo mejor de su arte, poco a poco el ambiente se va caldeando y los ánimos encrespando...

Lógicamente, el bando rival también ha venido preparado y azuza a sus danzantes, ellos de ninguna manera pueden perder, ¡que cosa! si no tienes convicción de victoria te puedes ir al otro lado donde están los perdedores. Humm..el ambiente ya se encuentra un poco enrarecido, sea por la cerveza, el traguito o en algunos exagerados casos, por el whisky (etiqueta azul, por favor)

La cosa ya marcha a 200 km por hora y, en ambos bandos se presentan seguidores y detractores; pifias y hurras se entremezclan, por allí algunes roces entre machazos para impresionar a las warmis solteritas (y casadas también, porque en este mundo de pecadores hay de todo, Señor), algunos pusilánimes se alejan prudentemente de la zona en conflicto, no vaya a ser que se prenda la mechadera entre estos cholos malcriados y salga uno herido o con magulladuras en el alma; mejor veo la fiesta patronal en el video sentado en la sala de mi casita tomando mi valeriana para los nervios, sí señor... (continuará)